InfoNews

Tar, Antiguo instrumento persa con cuerdas de seda y madera de Morera.

El tar es un laúd con mástil largo y cuerdas pulsadas que se fabrica y se toca tradicionalmente en comunidades de todo el Azerbaiyán

El Tar se usa sobre todo como principal instrumento del trío de mugam (tar, kamancha, gaval), también conocido como Mugham acerbaiyano es uno de los muchos tipos de música folclórica de Acerbaiyán y comparte algunas características con el maqan iraquí -que fue declarado por la UNESCO en 2003 (como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, y como Patrimonio cultural inmaterial en 2008) , el radif persa y el makam turko.

También La UNESCO declaró al Tar Acerbaiyan » Patrimonio Cultural Inmaterial » en el año 2012 al considerar: el arte de fabricación y práctica musical.

Los artesanos fabricantes del tar transmiten sus técnicas a aprendices, a menudo en el seno de sus propias familias y allegados.

Para la fabricación escogen con cuidado los materiales para su construcción: madera de morera para la caja, de avellano para el mástil y de peral para las clavijas. Utilizan diversos utensilios para confeccionar una caja hueca en forma de ocho, que recubren con una piel delgada de buey muy tensionada. Después fijan la virola, ponen las cuerdas metálicas y adornan la caja con incrustaciones de nácar, tiene de 25 a 28 trastes ajustables.

Cuestiones técnicas

El Tar (alquitrán) tiene forma de cerradura y el Kamancha es un instrumento con forma redonda. Sus cuerdas están hechas de seda o crin de caballo.

La longitud total es 850 mm., la altura del cuerpo es 165 mm., la anchura es 185 mm. Tiene 11 cuerdas metálicas revestidas con seda de diferentes diámetros. Las cuerdas se dividen en tres grupos:

  1. cuerdas blancas, amarillas y gruesas (cada una es doble)
  2. cuerda gruesa (la cuerda sola se usa para mugam)
  3. cuerdas de timbre (son dos pares)

Las notas del tar se escriben en mezzosoprano del sistema “do”. Su diapasón abarca 2,5 octavas, desde “do” de la octava menor hasta “sol” de la segunda octava.

.

Se puede encontrar el tar en los cuadros de la edad media. Por ejemplo, el cuadro de Abu Gasim Tabrizi pintado en 1816 “La Chica que toca el tar” es muy interesante. En la segunda mitad del siglo XIX Mirza Sadig Asad (Sadigchan; 1846-1902) modificó la forma y la construcción del tar, cambió el número de las cuerdas desde 5 hasta 11. También él cambió la posición de tar, lo colocó de rodillas a pecho.

El tar azerí es diferente al iraní en cuanto a la forma, el tamaño, el número de cadenas, técnica de actuación y los tonos, sin embargo, ha consensuado que el tar original tiene sus raíces en Irán.

Cuerda de metal con Seda

El comité de la ONU examinó unas 60 candidaturas de inscripción en su séptimo período de sesiones en la sede de la UNESCO en París, y registró 16 elementos de diferentes países, incluyendo a Irán, la India, Italia, Hungría y Ecuador.

Si te interesa saber más sobre la Seda y el sonido aquí hay otra nota. Si lo que te interesa es el efecto del sonido sobre la materia, aquí otro artículo sobre cimatica y la Seda

Referencias: Tar, Setar, Barbat, Kamancheh, Gheychak, Santoor, Ghanoon, Ney, Tonbak, Daf « PEYMAN AND HIS TONBAK».

«Arte de fabricación y práctica musical del Tar, instrumento de cuerdas con mástil largo». Unesco. 6 de diciembre de 2012.

Print Friendly, PDF & Email