InfoNews

Fertilizantes orgánicos.

El uso de fertilizantes orgánicos es ideal tanto para tus moreras como cultivos de alimentos saludables. Cultivar de manera orgánica es beneficioso para el consumo humano, el cuidado del ecosistema y del medio ambiente.

Con ingredientes vegetales, naturales y al alcance de tu mano podrás preparar estos fertilizantes que sirven para el cuidado de las moreras y tú huerta en general.

• Permite aumentar la actividad microbiana del suelo.

• Faborece la  materia orgánica del suelo,ya que permite  la retención de nutrientes, fijación del carbono en el suelo y mejora la capacidad de absorción de agua. Aquí te dejamos los 5 mejores fertilizantes Orgánicos

1-ENRAIZANTE NATURAL CON LENTEJAS

La AUXINA es una hormona presente en las lentejas, que estimulan el crecimiento de las raíces. 

Objetivo: lograr que tus plantas desarrollen un sistema radicular sano y fuerte, lo que a su vez se traducirá en plantas que alcanzarán un tamaño adecuado según su genética y las condiciones de cultivo.

  • 100 grs de lentejas
  • 1000 ml de agua.
  • Mortero
  • Vaso
  • Licuadora

Para obtener está fitohormona debes remojar las lentejas en agua, por aproximadamente por 24 horas, y luego colarlas y colocarlas en un envase en la heladera hasta que broten, controlando día por medio, enjuagando las lentejas  hasta que las raíces broten (lentejas germinadas)   porque es allí en la radicula donde se encuentra la mayor concentración de auxina, algunos separan esa raíz del grano y otros no, luego licuas, lo cuelas con filtros de tela y utilizas  el agua.

¿Cómo utilizarlas ?

Usar auxinas ecológicas, tanto si son de lentejas como de otras plantas, pueden ser de gran ayuda cuando hagamos esquejes, pero también cuando hayamos plantado una planta en el suelo, y/o cuando al sacarla de la maceta se le hayan roto algunas raíces.

Como dato adicional, puedes refrigerar tu enraizante natural hasta por 15 días.

Otros usos

Este fertilizante Orgánico además de  estimular el crecimiento, las auxinas son muy importantes para la floración y la posterior maduración de los frutos, así como para evitar que estos caigan de manera prematura.

Las lentejas son lo que más se usa para crear auxinas, pero no es lo único que estimulará el crecimiento de las raíces. Aquí otras alternativas:

Café: tiene que poner a hervir un puñado de café (puede ser molido) en medio litro de agua. Luego se cuela para desechar los restos y se deja enfriar antes de usar.

Canela: añade 3 cucharadas pequeñas de canela en un litro de agua, y deja reposar durante la noche. Algunos sumergen el esqueje en la canela molida

Semillas de trigo: déjar reposar en agua durante 3 horas. Pasado ese tiempo, guardar el agua en la heladera,  licúa las semillas con agua nueva. Filtrarlas, luego mezclar estas semillas trituradas con el agua que colocaste en la heladera.

También sirven semillas de soja.

Sauce: ramas de sauce con corteza, lávalas y déjalas en remojo durante un mes. Pasado ese tiempo, coloca esa agua en la heladera y pon a hervir las ramas (decocción) en agua nueva durante unos minutos. A continuación, fíltralas y déjalas enfriar. Cuando esté frío, mezcla con el agua que tienes en la heladera y listo para usarlo.

2- NITRÓGENO Y CALCIO

El café es una excelente fuente de nitrógeno para el suelo, además de ser rico en antioxidantes. Para usarlo debes simplemente agregar los granos en tu compost o esparcir directamente sobre el suelo donde estén tus plantas.

También puedes plantar leguminosas que fijan el nitrógeno al suelo.

CALCIO, Con cáscaras de huevo.

Para las plantas el calcio, es importante se recomienda  no abusar de las cáscaras de huevo, ya que puede alterar el pH de la tierra volviéndolo muy básico y eso no es favorable para su crecimiento.

Las cáscaras de huevo contienen aproximadamente 93 % de carbonato de calcio y 1 % de nitrógeno, junto con otros nutrientes necesarios para la tierra. Es un fertilizante que se puede aplicar en cultivos de la familia de las solanáceas previniendo la carencia de calcio que su faltante provoca una enfermedad conocida como podredumbre apical en tomates, morrones y berenjenas, manifestándose como manchas negras en la base del tomate. La forma de incorporarlo es primeramente lavarlas bien, secarlas en el horno y molerlas con un mortero a polvo, una vez realizado este proceso se espolvorea alrededor de la planta y se riega para que se absorba en el suelo.

Aplicación: una vez al año o máximo cada 6 meses. debes moler las cáscaras de huevo y agregarlas al suelo haciendo un círculo alrededor de tus plantas, con el riego y el tiempo se irán incorporando.

También  se utiliza como fertilizante o repelente ya que crea una barrera para evitar caracoles y algunas orugas dañen las plantas.

La cáscara de huevo es de lenta descomposición, por lo que si quiere un efecto inmediato, puedes regar con el agua en que hirvió los huevos o molerlo a punto polvo.

3- POTASIO y FÓSFORO  PARA LA HUERTA

El té se realiza hirviendo cáscaras de banana en una olla con agua por 15 minutos, luego debes colar y esperar a que se enfríe para poder regar tu huerta. Las cáscaras de banana Aportan  el potasio que necesitan las plantas. Hay muchos cultivos a los que les es interesante este aporte de potasio, como las zanahorias, frutillas y tomates.

Se aplica también en época de floración, que es cuando más potasio necesitan las plantas para producir la flor. Para ello, debes regar con la infusión cada 15 días, será más que suficiente.

Para este macerado colocamos en un recipiente no metálico entre 5 y 6 cáscaras de bananas y un litro de agua. dejamos reposar alrededor de 24 horas y luego colamos. Este líquido obtenido se utiliza para riego de plantas como frutillas por ejemplo o pulverizar rosales.

Deshidratado de cáscaras de bananas:   

Se cortan las cáscaras en tiras finas y se colocan en una asadera con la piel hacia abajo. Se lleva al horno medio hasta que se tuesten. Luego de enfriadas se muelen hasta que tome la apariencia de un polvo. Se guarda en un frasco de vidrio con una etiqueta, Este polvo de cáscaras deshidratadas se puede conservar hasta un año. Se aplica mensualmente una taza sopera por metro cuadrado. Ideal para flores y frutos, cultivos como tomate, morrón, berenjenas, rabanitos, zapallos, calabazas, pepinos, frutillas, melón, sandía.

Cenizas de madera

La ceniza de madera es rica en potasio y en fósforo. Su preparación es muy fácil, consiste solamente en recoger la ceniza de la madera quemada y diluirla en agua.

El fósforo aporta robustez a las plantas ayudándoles en la lignificación (aumento de dureza y volumen) y la defensa contra las enfermedades. Favorece el desarrollo de las raíces y la producción de frutos. Es muy necesario en el desarrollo de arbustos y árboles.

El potasio ayuda a la floración, producción de frutos y semillas. Mejora el tamaño, la coloración y el contenido de azúcares en los frutos. Además, ayuda a los bulbos, tubérculos, rizomas y semillas a acumular reservas.

4- COMPOST 

El término deriva del latín compositus el cual significa «poner junto». El Compost se usa en agricultura y jardinería como enmienda para el suelo (abono orgánico), control de la erosión, recubrimientos y recuperación de suelos.

Tipos de materiales a compostar.

Puedes utilizar cualquier material biodegradable, respetar  el tiempo de descomposicion, según su tecnica. 

Materiales de rápida descomposición

Hojas frescas, Restos de corte (en seco) de césped, Estiércol de animales de corral, Malezas jóvenes

Materiales de lenta descomposición

Restos de frutas y verduras,Paja y heno viejo,Restos de plantas, Flores viejas y plantas de macetas.

Materiales de muy lenta descomposición.

Ramas podadas, Aserrín y virutas de maderas no tratadas, Cáscaras de huevos, Cáscaras de frutos secos, de frutos (durazno, aguacate, otros)

Materiales utilizables en pocas cantidades

Cenizas de madera, Periódicos, Cartones, cartones de huevos, servilletas y envases de papel, Grasas

Materiales que no se pueden utilizar   

Pañales no reutilizables, Revistas a color,Filtros de cigarrillos, sintéticos, Aceite, Restos de aspiradora/escoba

TÉCNICAS DE COMPOSTAJE

La importancia de los distintos sistemas están determinados por los mecanismos de aireación que se utilizaran en el proceso. 

Los agrupamos en: aireación pasiva, aireación forzada, y aireación por volteos del material.

Compostaje en pilas estáticas: sin temperatura.

Se forman pilas, en una caja metálica grande (mínimo 1m³, máximo 1.5 m³) con tapa, se coloca una capa gruesa ( aproximadamente 6 cm) de hojarasca o aserrín y se deja sin movimiento, se vierte ahí todos los desechos orgánicos y se cubren con otra capa de hojarasca, para que se mantenga la humedad se rocía con un poco de agua que resulta indispensable y se espolvorea con cal para evitar malos olores. 

La ventilación se da naturalmente por  convección térmica natural.

Este procedimiento no tiene temperatura, los procesos naturales son a temperatura ambiente.

Compostaje en montículos estáticos aireados:

Consiste en  airear  la materia que se está compostando. La pila se construye sobre una red de tuberías, donde se suministra o extrae aire frecuentemente para proporcionar un medio aeróbico.

Esta técnica es conocida también como técnica activa o caliente: se controla la temperatura para permitir el desarrollo de las bacterias más activas, matar la mayoría de patógenos y gérmenes, y así producir compost útil de forma rápida.

Compostaje en pilas de volteo: 

Esta técnica de compostaje es la más utilizada  y se realiza mediante un volteo manual o mecánico. En este método se amontona el material, se mezcla y voltea periódicamente, evitando así la compactación y entregando oxígeno al sistema

La mayoría de plantas industriales y comerciales de compostaje utilizan procesos activos, porque garantizan productos de mejor calidad en un plazo menor. El mayor grado de control y, por tanto, la mayor calidad, suele conseguirse compostando en un recipiente cerrado con un control y ajuste continuo de temperatura, flujo de aire y humedad, entre otros parámetros.

El compostaje casero es más variado, fluctuando entre técnicas extremadamente pasivas hasta técnicas activas propias de una industria. Para ello se escoge un lugar al aire libre ya sea patio o jardín de preferencia lejos de la casa o la cocina, le debe dar el sol y la sombra durante el día. Cada vez que se integren nuevos desechos orgánicos a la composta o una vez a la semana se revuelve todo con una varilla, este paso es muy importante para ventilar los materiales. En tres o cuatro semanas se observará que es difícil distinguir lo que se fue depositando a excepción de los desperdicios más recientes. Se puede utilizar cal para los olores aunque una pila bien mantenida raramente produce malos olores.

Después de cuatro o seis meses se convertirá en humus (material orgánico complejo y estable, es decir un fertilizante Orgánico de calidad) y esto resulta en un abono estupendo con vida, con una gran densidad y variedad de microorganismos que sintetizan enzimas, vitaminas, hormonas, etc. y que repercuten favorablemente en el equilibrio biótico del suelo.

Los parámetros que debes controlar para un compost exitoso son:

Temperatura:(léase: Etapas del proceso de compostaje): mesófila (menor de 40 ºC), termófila (de 40 a 60ºC), fase de enfriamiento (menor de 40 ºC) y fase de maduración (temperatura ambiente. La temperatura está condicionada por la humedad y la aireación

humedad: es importante que la humedad alcance niveles cercanos al 40-60 %.

Aireación:necesita la presencia de oxígeno para el desarrollo adecuado de los microorganismos

Acidez pH:El valor del pH, depende de los materiales de origen y varía en cada fase del proceso compostaje.

Inicial entre 5 y 7.pH cae a 5 o menos,etapa termófila y el pH comienza a subir hasta aproximadamente 8 a 8,5 y en la fase maduración entre 7 a 8 en el compost

relación carbono/nitrógeno: los microorganismos absorben treinta partes de carbono por cada parte de nitrógeno la relación carbono/nitrógeno permite conocer la velocidad de descomposición y determinar el tiempo de compostaje, siempre y cuando las condiciones de humedad, aireación y temperatura sean las óptimas

Para obtener un compost de buena calidad, carbono/nitrógeno de 25-35 es la adecuada.

si es menor a 30 el nitrógeno se encontrará en exceso por lo que puede perderse como amoniaco (NH3), lo que traerá como consecuencia olor desagradable.

Si la relación es mayor a 35 no existe suficiente nitrógeno para el crecimiento microbiano por lo cual disminuirá la actividad biológica y por ende se retrasará el proceso.

Tamaño de partículas:El tamaño ideal de las partículas es de 2 a 5 cm.

Ya que , el proceso de compostaje se  divide en cuatro etapas: mesófila, termófila, enfriamiento y maduración

Mesófila: Con material fresco,la actividad microbiana provoca un aumento de la temperatura a 40-45 ºC en pocos días (entre dos y ocho). Además, la descomposición de fuentes sencillas de carbono, como azúcares, produce ácidos orgánicos y, por tanto, el pH puede bajar (hasta cerca de 4.0 o 4.5

Si el material inicial tiene poca humedad la degradación será lenta o inapreciable. Si en cambio tiene un exceso de humedad tenderá a la putrefacción en vez de a la descomposición aeróbica que caracteriza el compostaje.

Termófila:  los microorganismos mesófilos son reemplazados por bacterias termofilas aquellos que crecen a mayores temperatura (entre 45 ºC y 70 ºC),  facilitan la degradación de fuentes más complejas de carbono, como la celulosa y la lignina.

se produce la pasteurización del medio, permitiendo la destrucción de bacterias y contaminantes de origen fecal como Escherichia coli y Salmonella spp. Igualmente, esta fase es importante pues las temperaturas por encima de los 55°C eliminan los quistes y huevos de helminto, esporas de hongos fitopatógenos y semillas de malezas que pueden encontrarse en el material de partida, dando lugar a un producto higienizado. En esta etapa se deben realizar frecuentes volteos con el objeto de aportar oxígeno, el que es rápidamente consumido por los microorganismos.

Enfriamiento: Cuando prácticamente las fuentes de carbono y, en especial de nitrógeno han sido agotadas en el material orgánico, la temperatura desciende nuevamente hasta los 40-45°C

Como consecuencia de este descenso de temperatura, bacterias y hongos (algunos visibles a simple vista) mesófilos reinvaden el compost, reinician su actividad y degradan la celulosa y la lignina restantes descendiendo levemente el pH. Esta fase se reconocerá cuando después de voltear la pila no exista un aumento de temperatura posterior

Maduración: Es un período que demora meses a temperatura ambiente, durante los cuales se producen reacciones secundarias de condensación y polimerización de compuestos carbonados para la formación de ácidos húmicos y fúlvicos en el ambiente

Estas técnicas de obtención de fertilizantes Orgánicos sirven para cultivos intensivos, para cultivos extensivos el abono verde va muy bien. Quizás hagamos una nota si les interesa, pueden dejar comentarios.

Esperamos que disfruten tanto como nosotros 🌱🐛🌎♻️❤️

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.