Alimentos

Seda fibroína recubrimiento comestible

Los  últimos avances tecnológicos realizados en materia de conservación de los alimentos , en concreto los avances realizados en EEUU van a afectar a la forma actual de envasar frutas y verduras. Esto afectará a la industria actual del packaging que actualmente utiliza grandes cantidades de plástico para el envasado y conservación de alimentos. La fibroína es una proteína que proviene de la seda y que en forma de spray recubre los alimentos mediante una capa casi invisible que aumenta su durabilidad manteniéndolos más frescos. Este gran avance ayudará en la protección del medio ambiente en gran medida y en la durabilidad de los alimentos perecederos. También supondrá un nuevo reto para la industria del packaging que tendrá que ir adaptándose a estos nuevos retos e ir sustituyendo el plástico por nuevos materiales no agresivos con el medio ambiente.

champiñón_envasado

En nuestra vida diaria, utilizamos una gran cantidad de plástico, inundando nuestros océanos y vertederos de basura con enormes islas de plástico. Si queremos asegurar un futuro sostenible, reducir el uso de plástico es uno de los principales aspectos en que tendremos que trabajar, pero eso es bastante difícil cuando se tiene en cuenta que utilizamos plástico para envolver casi todo, especialmente la comida. Hablando de comida, lo que reduce el desperdicio de alimentos es también vital para un planeta con una población en crecimiento.

Plátanos con fibroina

Ahora, un equipo de ingenieros biomédicos de la Universidad de Tufts en los EE.UU. han encontrado una manera innovadora que se las arregla para hacer frente a ambos problemas. Han desarrollado un spray que cubre los alimentos con una capa casi invisible de fibroína, una proteína que se encuentra en seda, lo que ayuda a que sea uno de los materiales más resistentes de la naturaleza. El spray mantiene los alimentos frescos durante mucho más tiempo, como demostraron los investigadores en su estudio y pruebas sobre fresas y plátanos.

Fresas_fibroina

Los frutos revestidos se almacenaron a temperatura ambiente, a 22 grados Celsius. Posteriormente se compararon con las frutas sin recubrimiento. Se pueden ver los resultados sobre las fresas en la imagen anterior, y los resultados de los plátanos (siguiente imagen) son igual de impresionantes.

Fiorenzo Omenetto
“Los resultados sugieren que los recubrimientos de fibroína de seda prolongan la frescura de las frutas perecederas retardando la oxidación de la fruta, que se extiende a la firmeza de la fruta y la prevención de la deshidratación”. Después de nueve días, la carne de los plátanos recubiertos seguía siendo blanca, sabrosa y fuerte. Cuando los investigadores colocaron un peso 200 gramos por encima de los plátanos, no se hundió en los plátanos recubiertos con fibroína, pero fue derecha a través de la carne del plátano en los no recubiertos.

Experimento_platanos_fibroina

Esta tecnología podría ser implementada en la industria alimentaria, “generalmente se considera que sin sabor y sin olor, son propiedades de peso para el revestimiento de alimentos y aplicaciones de envasado”.
El investigador principal, el profesor Fiorenzo Omenetto, dijo que quiere que el mundo se mueva “hacia procesos que son más eficientes y más naturales que el actual” y desarrollar materiales que “están más cerca de las cosas que nos rodean, en lugar de tener más materiales procesados hechos por el hombre ​​… para el bienestar general de nuestro planeta “. El uso de un recurso renovable y no contaminante en lugar de plástico es ciertamente un paso en la dirección correcta.
“Es una manera racional de pensar en la forma de gestionar los recursos de nuestro planeta, utilizar sistemas renovables en comparación con los sistemas no renovables”, dijo.
“La capacidad de penetración del plástico y todos los productos químicos inorgánicos que se filtran hacia fuera, aunque a tasas muy lentas, nos puede afectar de muchas maneras.”

Print Friendly, PDF & Email