Biomedicina

La seda podría convertirse en un sistema universal de almacenamiento y manipulación de fármaco.

Investigadores de la Universidad de Tufts, en Estados Unidos, han descubierto una manera de preservar la efectividad de las vacunas y otros medicamentos, que, de otro, requerirían refrigeración, durante meses y años, en temperaturas superiores a los 43°C, mediante su estabilización en una proteína de la seda. Además, esta seda farmacéutica puede adoptar una gran variedad de formas, como microagujas, microvesículas, y finas capas, que permiten almacenar medicamentos no refrigerados en un único dispositivo. El estudio ha sido publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Fuente University Tutfs

Print Friendly, PDF & Email